La teoría de que son necesarios 21 días para crear un hábito fue descrita por un médico y cirujano plástico, Maxwell Maltz, que en 1960 revolucionó la forma de entender la autoimagen para conseguir el éxito. Estos 21 días para construir un hábito surgen de calcular que, después de 3 semanas, los pacientes amputados dejaban de tener la conocida y terrible sensación del “miembro fantasma”. Esto significaba que las conexiones neuronales no eran capaces de adaptarse a la nueva situación sino pasado ese tiempo.  No parece mucho, pero es bastante si alguna vez has tratado de poner en marcha algún cambio de rutina. 
Leer más